Seasonal Monitor

Los cultivos de la temporada de Primera se ven afectados

September 2019

IPC v3.0 Acute Food Insecurity Phase

1: Minimal
2: Stressed
3: Crisis
4: Emergency
5: Famine
Would likely be at least one phase worse without current or programmed humanitarian assistance
FEWS NET classification is IPC-compatible. IPC-compatible analysis follows key IPC protocols but does not necessarily reflect the consensus of national food security partners.

IPC v3.0 Acute Food Insecurity Phase

1: Minimal
2: Stressed
3+: Crisis or higher
Would likely be at least one phase worse without
current or programmed humanitarian assistance
FEWS NET classification is IPC-compatible. IPC-compatible analysis follows key IPC protocols but does not necessarily reflect the consensus of national food security partners.
FEWS NET Remote Monitoring countries use a colored outline to represent the highest IPC classification in areas of concern.

IPC v3.0 Acute Food Insecurity Phase

Presence countries:
1: Minimal
2: Stressed
3: Crisis
4: Emergency
5: Famine
Remote monitoring
countries:
1: Minimal
2: Stressed
3+: Crisis or higher
Would likely be at least one phase worse without
current or programmed humanitarian assistance
FEWS NET classification is IPC-compatible. IPC-compatible analysis follows key IPC protocols but does not necessarily reflect the consensus of national food security partners.
FEWS NET Remote Monitoring countries use a colored outline to represent the highest IPC classification in areas of concern.

Key Messages

  • Agricultores de subsistencia se han visto afectados por un déficit de lluvia y altas temperaturas.

  • La disminución de los caudales de ríos afectó agricultores excedentarios en la región.

  • Lluvias recientes en Haití ayudan a reducir los déficits de humedad y favorecen el desarrollo de cultivos (Nord / Nord-Est, Grand Sud, Nippes, etc.) y el inicio de las actividades de preparación del suelo y siembra de la temporada agrícola de verano.

LLUVIA DEFICITARIA AFECTA CULTIVOS DE GRANOS BASICOS EN LA REGION

La Figura 1 muestra la anomalía de lluvia en porcentaje del 1 de agosto al 5 de septiembre de 2019, relativa al promedio histórico (1981 -2010).  A mediados de agosto pudo observarse un aumento en las precipitaciones en la región centroamericana. Sin embargo, a finales del mismo mes se volvió a una situación deficitaria. Estás lluvias favorecieron las condiciones de humedad de suelo, pero no tuvieron ningún impacto positivo en los cultivos de maíz de la temporada de Primera. Los agricultores de subsistencia se vieron principalmente afectados, reportando daños en fases avanzadas de cultivo, la mayoría entre floración y fructificación.

La continuidad de días sin o con limitada lluvia y las altas temperaturas fueron los principales problemas para los agricultores centroamericanos. La figura 2, anomalía de temperatura superficial del suelo entre el 1ero de agosto y el 5 de septiembre de 2019, muestra anomalías superiores a 2.5 grados centígrados en la mayor parte del occidente de Nicaragua, oriente de Honduras, así como el centro y norte de Guatemala. Reportes de campo indican que en El Salvador, las mayores pérdidas se reportaron en el oriente del país con valores del 40 al 60 por ciento, mientras que en el centro y occidente son menores a 15 por ciento. El servicio meteorológico nacional reportó varios períodos secos de 5 a 10 días cada uno durante la temporada de Primera. En Honduras, el oriente del país fue seriamente afectado por bajas precipitaciones y a pesar del aumento de lluvias recientes, la Figura 1 muestra que desde el 1 de agosto hasta el 5 de septiembre la lluvia no superó el 50 por ciento del histórico. Esta zona se muestra en tono naranja y se extiende hacia el pacífico de Nicaragua, donde también se reportan pérdidas de cultivos. En ambos países, productores excedentarios se han visto afectados por la disminución en los caudales de los ríos, con lo cual se ha visto limitado el uso de sistemas de riego. En Guatemala, a pesar de que las lluvias muestran valores de 75 por ciento o más en la región central y oriental del país, las pérdidas son irreversibles debido a la temporalidad de la precipitación observada, en zonas de subsistencia las pérdidas se encuentren entre el 70 y el 100 por ciento, mientras que en zonas de producción excedentaria no superan el 10 por ciento.  

DURANTE SEPTIEMBRE LLUVIA EN AUMENTO FAVORECE ACTIVIDADES DE POSTRERA

En los primeros días de septiembre se ha observado un aumento en los días de lluvia y las precipitaciones acumuladas. Esto ha favorecido las actividades de siembra de la temporada de Postrera y los pronósticos de corto y mediano plazo son favorables en cuanto a la continuidad de estas condiciones húmedas.

La mayoría de los agricultores con pérdidas reportadas durante la temporada de Primera han sido los primeros en realizar actividades de siembra de Postrera. Dichos agricultores esperan mitigar con esta temporada las pérdidas anteriores. Según reportes de campo, algunos agricultores de subsistencia están evaluando la posibilidad de volver a sembrar maíz en zonas donde típicamente en estas fechas se realizan siembras de frijol, lo que ministerios de agricultura desaconsejan a los agricultores debido a que la temporada de lluvia podría ser insuficiente para el periodo de crecimiento necesario para dicho cultivo.

En tono verde (Figura 1) se observan en la franja transversal del norte y boca costa en Guatemala, las cuales favorecerían el desarrollo de cultivos en dichas áreas.

LLUVIAS POR DEBAJO DEL PROMEDIO PERSISTEN EN HAITÍ Y SE AGUDIZAN EN SUD Y SUD-EST

Durante el mes de agosto y los primeros días de septiembre las lluvias han mostrado una continuidad deficitaria. Sin embargo, ciertas zonas de Sud y Sud-Est, las cuales reportaban en julio valores de precipitación entre 50.1 – 75 por ciento, ahora se ubican entre el 25.1 – 50 por ciento en respecto al promedio histórico (1980 – 2010). Estas zonas se muestran en tonalidad naranja en la Figura 3.

Lluvias recientes han ayudado a que el déficit no fuera mayor y los pronósticos de precipitación indican que a partir del mes de septiembre, las lluvias tendrán una distribución temporal y espacial cercanas al promedio de la temporada.

Respecto a la temporada de huracanes, se espera cercana al promedio. Sin embargo, los meses de septiembre y octubre son los que históricamente tienen una mayor cantidad de huracanes reportados en el Caribe, por lo que el seguimiento a las alertas a dichos eventos es importante, actualmente se monitorean tres sistemas en formación en el Atlántico, dos con un 20 por ciento de probabilidades de convertirse en huracán y uno con 30 por ciento al norte de Haití y República Dominicana.  

About this Report

The seasonal monitor, produced by the FEWS NET USGS regional scientist and FEWS NET Regional Technical Manager, updates rainfall totals, the impact on production, and the short-term forecast. It is produced every 20 days during the production season. Find more remote sensing information here.

 

About FEWS NET

The Famine Early Warning Systems Network is a leading provider of early warning and analysis on food insecurity. Created by USAID in 1985 to help decision-makers plan for humanitarian crises, FEWS NET provides evidence-based analysis on some 28 countries. Implementing team members include NASA, NOAA, USDA, and USGS, along with Chemonics International Inc. and Kimetrica. Read more about our work.

USAID logoUSGS logoUSDA logo
NASA logoNOAA logoKimetrica logoChemonics logo